Pan de nueces, la receta que nunca debe faltar en Navidad

Pan de nueces, la receta que nunca debe faltar en Navidad

Esta es una receta que no puede faltar en Navidad. Primero porque cuando me lo dieron me hicieron prometer que Yo solo lo cocinaría en estas fechas y lo he cumplido y, segundo, porque cuando lo como me recuerda a la desayunos de invierno con mi abuela porque, aunque estuviera de vacaciones, me encantaba despertarme con ella por muy temprano que fuera, preparar la mesa mientras el café “subía”, colocar un plato lleno de nueces, otro plato con aceitunas del campo , otro con fuet o chorizo ​​finamente picado para que mi abuela lo masticara con los dientes y una tabla con arenque ahumado.

Dicho así, puede ser que ahora mismo se le estén dando vueltas las tripas, pero para nosotros dos todo esto fueron delicias.

Sin prisas y saboreando cada bocado, pellizcamos el pan calentito y crujiente y lo acompañamos con una nuez, una aceituna o un arenque. Tomamos sorbos del café con leche hirviendo mientras lentamente nos contábamos lo que íbamos a hacer el resto del día.

Los supe disfrutar mientras los tuve y los tuve conmigo porque, al last, uno de los mejores regalos de Navidad es que todos estén en la mesa y no falte nadie y si ya no están, conservar el recuerdo de cuando estuvieron allí y estar seguro de que hasta la última gota fue exprimida todo el tiempo.

Entonces, cuando horneo este pan y lo pruebo, combino mis desayunos de hoy con los desayunos que tomaba cuando period niña. El sabor es agridulce, por el azúcar que contiene, como cuando uní el trozo de nuez con el pan y el sorbo de café azucarado con leche. Me encanta comerlo hoy y me encanta el recuerdo que me da.

Si además lo acompañas con queso, fresco, semi o duro, es pura delicia. Aquí te dejo la receta, no te haré prometer cocinarlo sólo en Navidad porque necesitarás tener mucha fuerza de voluntad, pero sí es cierto que, si eres capaz de cocinarlo sólo en estas fechas, el pan de nueces se convertirá en un regalo imprescindible para estas fiestas.

  • Tiempo de preparación

    15 minutos

  • Hora de cocinar

    1 hora

  • Tiempo Complete

    1 hora y media

  • Comensales

    7

  • calorías

    Algunos

Categorías

Recetas para Navidad

Ingredientes

  • 1/2 taza (tamaño café con leche) de nueces picadas en trozos grandes

  • 1/2 arándanos secos o pasas (según tu preferencia)

  • 1 taza de leche

  • 2 tazas de harina de trigo

  • 1 taza de azúcar blanca

  • ½ sobre de levadura en polvo

  • 1 huevo

  • una pizca de sal

  • mantequilla para untar el molde

Paso 1

  • En primer lugar precalentaremos el horno a 170º calor arriba y abajo con un ventilador.

  • Las medidas vienen en tazas porque es una receta muy de abuela, de las antiguas y se cocinaba a ojo.

  • En un recipiente echaremos el huevo y la taza de azúcar. Batiremos hasta que la mezcla obtenga un shade blanquecino.

Batimos los huevos con el azúcar.

C7

Echamos la taza de leche

C7

Paso 3

  • Empezaremos ahora a incorporar la harina, mejor si la tamizamos a medida que la integramos. Eso sí, deberás tener en cuenta que tendrás que mezclar previamente la harina con la levadura y la sal.

Incorporamos los ingredientes secos.

C7

Paso 4

  • Batiremos ligeramente, sin que queden muchos grumos. Lo preferrred es dejar un poco de aire para que la masa quede absolutamente perfecta y así conseguiremos esos pequeños agujeros que quedan en medio del pan rallado.

Paso 5

  • A continuación, añadiremos los arándanos y con ayuda de un tenedor los iremos repartiendo por la masa.

Agregamos los arándanos

C7

Paso 6

  • A continuación, picaremos las nueces. Lo preferrred es meterlos en una bolsa de plástico con cremallera, cerrarla bien y enrollarlos varias veces, así conseguiremos que no sean todos del mismo tamaño y el resultado sea más rústico y tenga mejor aspecto.

Paso 8

  • Con la masa lista, engrasaremos un molde para horno con mantequilla, llegando también a las paredes más altas porque el pan sube de volumen durante el horneado. Si lo prefieres, puedes forrar el molde con papel de horno lo que facilitará mucho la tarea de desmoldar. Verteremos en él la masa.

Añadimos la masa al molde

C7

Paso 9

  • Hornearemos durante una hora a 170º, calor arriba y abajo. Pasados ​​los primeros 30 minutos podemos colocar un papel pergamino encima para que no se queme la corteza del que será nuestro pan.

  • En mi caso nunca ha sido necesario dar este paso y la corteza queda un poco más tostada que la miga y por tanto es preferrred para cortar.

  • Pasada la hora, sacaremos el pan del horno y, muy lentamente, introduciremos un cuchillo de punta redonda. Si sale limpio nuestro pan estará listo. Si no, lo volveremos a meter en el horno y haremos esta misma prueba del cuchillo, cada cinco minutos.

Pan de nueces ya horneado

C7

Último paso

  • Lo dejaremos enfriar dentro del mismo molde y, cuando ya no se queme, lo desmoldaremos. Para partirlo tendrás que esperar a que esté a temperatura ambiente.

You may also like...

Leave a Reply