¿No eres bueno cocinando? Los 3 platos muy fáciles que todo el mundo puede preparar

¿No eres bueno cocinando?  Los 3 platos muy fáciles que todo el mundo puede preparar

Nos gusta traerte inspiración para que te animes a experimentar y crear tu propio recetas. hoy compartimos 3 recetas de cocina fáciles perfecto para principiantes y que te dejará sin excusas. Cocinar es más fácil que nunca para que empieces a perder el miedo a cocinar.

1 – Huevos rellenos de atún

Ingredientes:

  • 8 huevos
  • 3 latas de atún
  • 1 cebolla
  • tomate frito
  • Mayonesa
  • Pimientos del piquillo y aceitunas para decorar
Huevos Rellenos / Fuente: Unsplash

Elaboración:

  • Ponemos los huevos en un cazo con agua fría y una pizca de sal.
  • Al principio los moveremos para que la yema quede en el centro, una vez que el agua empiece a hervir los dejamos de ocho a diez minutos (dependiendo del tamaño de los huevos).
  • Las sacamos y antes de que se enfríen del todo les quitamos la cáscara.
  • Las partimos por la mitad y separamos las yemas de las claras.
  • Picar la cebolla y cocinar en el microondas a máxima potencia durante unos 3 o 4 minutos.
  • Ponemos las yemas en un bol, reservamos un par de ellas para luego decorar el plato.
  • Añadimos la cebolla y el atún escurrido, un poco de mahonesa y un poco de tomate frito. Mezclamos bien.
  • Rellenamos las claras con esta mezcla y presentamos, para ello ponemos en el plato una base de tomate frito.
  • Colocamos los huevos y cubrimos completamente con mayonesa.
  • Ahora solo nos queda decorar con la yema que teníamos reservada que rallamos, unas aceitunas, unas tiras de pimiento, zanahoria o lo que tengáis por casa.

2 – Tortilla de patatas

Ingredientes:

  • 5 huevos
  • 500 gramos de patatas
  • 1 cebolla (opcional)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen further
Huevos / Fuente: Unsplash

Elaboración:

  • Pelamos y lavamos las patatas, las cortamos en rodajas finas al igual que la cebolla si queremos añadirla.
  • Lo ponemos en una sartén y lo cubrimos con aceite de oliva virgen further.
  • Dejamos que se cocinen a fuego medio-bajo hasta que empiecen a dorarse. Sabrás que las patatas están cocidas cuando empiecen a romperse, con la espátula. Para que la tortilla quede jugosa es importante que las patatas estén bien cocidas y confitadas, porque no hay nada peor que una tortilla con patatas medio crudas. Por tanto, ten paciencia con este paso.
  • Las sacamos de la sartén y las escurrimos bien. Lo ponemos en un bol grande.
  • Aparte batimos los huevos y los añadimos a las patatas y la cebolla, añadimos un poco de sal y mezclamos.
  • Lo dejamos un par de minutos para que se mezcle bien.
  • Aquí hay quien prefiere dejar las patatas enteras y quien prefiere triturarlas un poco con la paleta para que se mezclen bien con el huevo.
  • Ponemos en la sartén un par de cucharadas de aceite de oliva virgen further y vertemos todo.
  • Al principio rompemos un poco, como si fuéramos a hacer un revuelto, luego le damos forma por los bordes.
  • Cuando veamos que ya está cuajado por el fondo ponemos un plato o una tapa encima de la sartén y rápidamente le damos la vuelta.
  • Volvemos a poner la sartén al fuego y deslizamos la tortilla del plato a la sartén.
  • La dejamos unos minutos más mientras redondeamos los bordes con la espátula (2 o 3 si te gusta más cuajada, menos si te gusta jugosa) para que se termine de cocinar y nuestra tortilla de patatas esté lista.

3 – Nuggets de pollo caseros

Ingredientes:

  • 200 g de pollo picado
  • un chorrito de leche
  • Una rebanada de pan
  • Opcionalmente una loncha de queso tierno, tipo sándwich
  • Harina, huevo y pan rallado para rebozarlos
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Elaboración:

  • Ponemos en un bol la carne de pollo picada y sazonamos con sal y pimienta.
  • A continuación, le quitamos la corteza a la rebanada de pan de mole y la agregamos al bol junto con la carne picada. Añadimos un chorrito de leche. La miga y la leche serán las que le den la cremosidad que queremos dentro del nugget de pollo.
  • Añadimos, si lo deseamos, el queso y mezclamos todo con ayuda de la mano o una cuchara, hasta que quede todo bien integrado.
  • Después, puedes dejarla reposar unos minutos en el frigorífico para que la masa se compacte.
  • Ahora, con las manos, cogemos una pequeña porción de la masa, la aplanamos un poco dándole esa forma de pepita tan característica y la pasamos por harina, huevo y pan rallado (en ese orden).
  • Las freímos en abundante aceite de oliva a fuego fuerte. Retiramos y dejamos reposar 1 minuto sobre papel absorbente. ¡Y están listos! Un plato de comida rápida casera, que siempre se agradece.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *