Los platos más picantes de la cocina china y dónde comerlos en Madrid

Los platos más picantes de la cocina china y dónde comerlos en Madrid

Advertencia del cocinero: «Estamos muy lejos del nivel de picante que el cocina de sichuan en China. El grado que aquí tienen mis platos, aunque intensos, están adaptados para los occidentales. Los valientes que disfruten de esos puntos altos o muy altos de la capsaicina que, lejos de adormecer el paladar, potencian los sabores al extremo, pueden estar tranquilos. En esto restaurante madrileño Los platos que se anuncian en el menú como picantes realmente lo son.

Quienes hayan tenido la suerte de viajar a China se llevarán una explosión de recuerdos, esa memoria gastronómica que apela a los momentos felices en torno a un plato. El olor de las brasas, de la madera de los frutales con la que asan los Pato asado En esta vivienda situada en la misma entrada del restaurante recibe a los comensales. Es uno de los puntos fuertes de su carta, que definen como alta cocina china.

Menos conocida –a veces por miedo, aunque adaptan todo al gusto– es esa cocina picante que atrae a muchos chinos que viven en Madrid. Es muy común ver las tablas de Hutong –Calle de Lagasca, 81–, que así se llama esta casa, ocupada por sus compatriotas. El cocina de sichuan Forma parte de una de las ocho escuelas gastronómicas de China. Tiene una tradición milenaria que incluye platos que se han ido popularizando en España como el ‘huo guo’ –la ‘olla caliente’. Pero hay mucho más. Aquí lo pides -para dos comensales con buen apetito-, cosa que debes hacer si quieres descubrirlo.

Tofu enrollado con chiles

Tofu enrollado picante

A. Delgado

hojas prensadas de tofu, muy fino y compacto, entre el que se intercalan guindillas finamente picadas. Es un aperitivo frío perfecto, con el que podrás entrenar tu paladar para aventurarte en recetas que ganarán en matices e intensidad. Más de 20 capas de tofu de poco más de un milímetro que contienen todo el sabor del militar en este tipo de queso vegetal fresco curado en salmuera.

Pollo Ban Ban ‘Picante’

Pollo Ban Ban ‘Picante’

A. DELGADO

Es pollo de corral, sobre todo la pechuga, destaca por su jugosidad. Llega fileteado y aderezado con una especie de encurtido denso con la pimienta de Sichuan como protagonista. Además de picante aporta un toque cítrico que invita a seguir comiendo y que contrasta con los puntos tostados del sésamo y el miseria que lo acompañan. Es un plato cálido, supreme para profundizar en la combinación de cocina especiada y picante con la que continúa la carta.

Jiaozi de cerdo ibérico picante

Jiaozi de cerdo ibérico picante

A. Delgado

A pesar de estar fuera de la tradición de Sichuan, el ‘dim sum’ -típico de la cocina cantonesa- y Hong Kong– son parte de las especialidades de Hutong. De hecho, esta casa también utiliza recetas de otros territorios como Beijing y Shanghai. Por tanto, es interesante probar su ‘jiaozi‘. Finas empanadas que, en esta versión, van rellenas de picadillo de cerdo ibérico. Si aún queda en la mesa el pepinillo picante del plato de pollo anterior, no es sacrilegio untarlo con un further de esa salsa.

Pollo crujiente con chile y maní

Pollo frito con chiles

A. Delgado

Este plato, visualmente, puede generar miedo. Hay tanto Pollo frito, con una masa muy crujiente y nada grasa, como guindillas y maní. Llega en una cesta con forma de cuerno, casi una cornucopia, dada la abundancia. También conocido como ‘Zi-ji‘Esta receta es originaria de Chongqing y lleva tiras de pimiento verde, cilantro, cebolla, ajo frito y rodajas de jengibre.

Langostinos gong bao

Langostinos Gong Bao

A. Delgado

Langostinos pelados –sin tripas–, jugosos y salteados con los famosos salsa ‘gong bao’ –más común en platos de pollo salteado– con soja y vinagre negro. Al aderezo se le añaden pimienta de Sichuan, chiles, pimiento verde, cebolla morada y maní.

Cazuela de callos de Sichuan

Llamadas Sichuan

A. Delgado

Aquí viene el plato principal. Una humeante fuente de callos, muy picante y aromática, ocupará el centro de la mesa. Cacerola para servir, cuencos de cerámica y cucharas. Él calor poderoso en el que llegan estos callos de ternera, agradecer un plato de arroz. No se sirve a menos que se solicite específicamente. Pero ayuda acompañar el librillo –es esta parte del estómago, la que utilizan en este guiso–, el idioma y las partes de tendón que se encuentran en su inside junto con la verdura, el cilantro, el jengibre y la pimienta de Sichuan. También hay hojas de raíz de loto y rodajas cortadas en cuartos de una salchicha de cerdo, related a una “picada”, cocida por dentro. El nivel de picante aumenta al beber el caldo.

Para aquellos para quienes las menudencias no son una opción viable, existen otros guisos especiados como el tiras de ternera con verduras encurtidas –más suave– o el Merluza al estilo Chendúcon un intenso caldo de pescado cargado de colágeno.

You may also like...

Leave a Reply