Las recetas de cocina casera tienen un importante valor nutricional

Las recetas de cocina casera tienen un importante valor nutricional

Reivindica la cocina y las recetas de su madre, y mucho más en estos tiempos en los que los estudios sobre los hábitos alimentarios de los españoles indican que el consumo de la dieta mediterránea casera está disminuyendo en favor de la comida rápida con productos industriales. “España es un país con una elevada longevidad gracias a ella, ya que cubre las necesidades del organismo y previene y controla el riesgo cardiovascular”, explica el physician Herrero. “Es equilibrado y variado, con alimentos de cultivo tradicional (trigo, olivo y vid): pan, pasta, arroz, verduras, legumbres, frutas y frutos secos; aceite de oliva como principal fuente de grasas, pescados, mariscos, aves de corral. “, lácteos y huevos, poco consumo de carnes rojas y algo de vino en las comidas. Por eso opto por la comida tradicional casera española, aprendida de nuestros mayores, preparada con utensilios actuales, que reducen tiempos incluso mejorando su valor nutricional”.

La doctora Ana Herrero defiende la cocina casera tradicional en su libro ¿Sabemos lo que comemos? (Espasa, 25 euros).

¿Por qué mucha gente no practica la cocina casera?

Su elaboración requiere tiempo, uno de nuestros handicaps. Vivimos una curiosa dualidad: hay un interés creciente por la nutrición y la cocina, con gran audiencia para los programas sobre el tema, pero el tiempo dedicado a cocinar en casa es escaso. Y no requiere tanto tiempo como parece, ya que utilizamos utensilios con los que en 15 minutos podrás tener listos muchos platos muy saludables y exquisitos.

¿Qué opinas de las dietas que eliminan algunos nutrientes?

Muchas recetas tradicionales tienen un valor nutricional importante.Alfonso Zubiaga

Para adelgazar hay que reducir la cantidad de calorías y aumentar la actividad física, parece fácil pero no lo es. Cada persona tiene una carga genética, hábito nutricional, actividad física y gasto metabólico diferente, por lo que las dietas deben ser individualizadas. Es muy importante realizar 5 comidas al día, y seguir una dieta que contenga todos los nutrientes (hidratos de carbono, grasas, proteínas…), manteniendo un ratio calórico equilibrado. Se trata sobre todo de un cambio de hábitos nutricionales, que hay que mantener para evitar volver a un peso inadecuado y poco saludable. Las dietas mágicas, que eliminan los nutrientes más calóricos (hidratos de carbono y grasas), pueden tener un efecto momentáneo, una rápida pérdida de peso, pero cuando se abandonan se recupera el peso. Además, pueden provocar alteraciones metabólicas, por lo que las desaconsejo. En la carrera contra el peso, a veces con solo cambiar algún ingrediente o la forma de cocinar se reducen calorías.

¿Recomiendas leer las etiquetas nutricionales?

Los alimentos procesados ​​industrialmente producen mayor cantidad de sal, grasas y azúcar y siempre debemos leer las etiquetas para saber qué estamos consumiendo. Podemos combinar perfectamente la cocina tradicional y casera con la cocina de producción industrial manteniendo una dieta equilibrada en la que estén presentes todos los nutrientes. Se trata de comer de todo pero manteniendo las proporciones adecuadas de hidratos de carbono, proteínas, grasas saturadas, sal, fibra dietética, vitaminas, minerales y agua.

¿Cuál es el peor error alimentario precise?

Entre los niños y adolescentes occidentales, el sobrepeso y la obesidad se han multiplicado en las últimas dos décadas, en relación al elevado consumo de bebidas hipercalóricas (zumos) y grasas saturadas (bollería industrial, comidas preparadas, comida rápida). Y el sedentarismo ha aumentado por el abuso de móviles, tablets, videojuegos… Esto generará enfermedades cardiovasculares en la edad adulta: hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes o infarto. Para prevenir el sobrepeso es muy importante que coman correctamente, ofreciéndoles menús variados para que aprendan a comer de todo. Además, durante este período aumentan las necesidades de nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, iones y vitaminas). Entre los adultos existe el hábito común de no desayunar o desayunar muy poco, comer mucho y cenar mucho (grasas saturadas, apenas verdura), lo que aumenta el peso y el colesterol. Los mayores de 65 años beben poca agua, ya que en esta etapa de la vida la sed disminuye. Y esto es elementary para el buen funcionamiento del organismo: 1,5-2,0 litros de agua por cada kcal de energía consumida (6 y 8 vasos al día).

.

You may also like...

Leave a Reply