La bodega legendaria que desata a todo el país con sus desayunos de tenedor

La bodega legendaria que desata a todo el país con sus desayunos de tenedor

Él Gelida, como sabéis, es una bodega bar y casa de comidas con 75 años de historia a sus espaldas; que se cube pronto. Ir significa disfrutar de la mejor cocina catalana a un precio escandalosamente asequible y emprender un viaje en el tiempo, porque el establecimiento mantiene la misma decoración desde que abrió sus puertas. Pasa que los martes y jueves hacen arroz a 3,80€ el plato y como hoy es jueves voy a probarlo antes de que hagan cola para entrar, como siempre.

Bar Gelida / Foto: Víctor Antich

“No tengo mucha sed, pero un trago de cerveza “Lo haré bien”, cube la canción. La clientela es muy diferente, en la mesa de al lado unos abuelos que no se quedan callados comen unas judías verdes con patatas mientras toman tragos del porrón lleno de Gandesa oh Priorato, sepamos. Frente a mí está una pareja joven, mientras él se atiborra de estómago, ella disfruta de una sopa humeante, y más adelante, al otro extremo del lugar, apoyada en la barra veo al Alex Montiel tomando un vermú con otros compañeros, me imagino esperando su turno para sentarme a la mesa.

Alcachofas, Gelida / Foto: Víctor Antich

Bueno, en medio de toda esta juerga, pregunto miyo arroz, pero como he llegado demasiado pronto no es posible, así que empiezo con algunos Alcachofas rebozadastierna y muy crujiente.

Gerardo Me explica que estudió Ingeniería Industrial y trabajó como ingeniero, pero cuando sus padres decidieron jubilarse en 2016, él decidió dejar todo y hacerse cargo del negocio acquainted que fundaron sus abuelos, lo que lo convierte en la tercera generación que dirige la bar. Está muy contento con la decisión tomada y que su padre, Alberto, A sus 72 años todavía aparece un ratito en las mañanas para ayudarlos; Si sois clientes de gelida, Sabrás que es un hombre incansable que transmite buen rollo a trabajadores y clientes.

Rabo de toro Gelida / Foto: Víctor Antich

Para el plato principal he elegido el cola de buey y déjame decirte que es maravilloso. La Gelida ha mantenido su amplia carta de cocina tradicional catalana desde su apertura, pero es el cabeza y pierna el plato más demandado. Fíjate que actualmente cocinan 20 kilos cada día, un auténtico despropósito, ya que son casi 500 kilos al mes, ¿te imaginas?

La cocina está abierta a todas horas, pero, como dije, los platos del dia Aparecen después de la una, no antes. Hoy también tuvieron trinxat, habas, caracoles, codillo de cerdo y civeta de jabalí. Su menú, sin embargo, está disponible en cualquier momento con su garbanzos, lentejas guisadas, callos, capipota, ternera guisada, fricandó de ternera, carrillada de cerdo, conejo al horno y muchas más propuestas que cocinan con el mismo cariño que hacían sus abuelos hace setenta años.

Gerard en el bar Gelida / Foto: Víctor Antich

Uno de los misterios de su éxito, aparte de la cocina, claro está, es que intentan retener a la plantilla, que ya cuenta con dieciséis trabajadores, manteniéndola y cuidándola lo mejor que puede. Gerardo Cube que eso ya lo aprendió de sus padres y abuelos, cree que el equipo es muy importante y sin él no estarían donde están. Me confiesa que siempre intentan llevarse bien y que son como una gran familia. Otra cosa es la parroquia, el noventa por ciento es native, es lo que siempre les ha importado, lo que les interesa y quieren, pero las redes sociales y el boca a boca hacen que venga gente de todas partes. En los últimos meses han trabajado mucho con los chinos, porque son muy valorados en una aplicación que utilizan en su país.

Atmósfera helada / Foto: Víctor Antich

termino con un flan de vainilla casero y les dejo el Gelida dudando si montaré la carpa de enfrente y ser el primero en desayunar mañana o volver el jueves, esta vez sí, a probar el arroz.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *