El restaurante que José Andrés recomienda en Barcelona: un negocio acquainted en un polígono industrial

El restaurante que José Andrés recomienda en Barcelona: un negocio familiar en un polígono industrial

José Andrés Es uno de los cocineros españoles más polivalentes. Su papel como cocinero y líder de sus muchos restaurantes de cocina española se combina con el trabajo solidario que coordina en Cocina central mundial. Aún así, el chef de origen asturiano, afincado en Estados Unidos, aún tiene tiempo para hacer otra de las cosas que más le gustan: viajar y probar nuevos restaurantes.

Ahora, el chef ha iniciado un nuevo proyecto que pretende acercar la cocina de calidad a todos. Es sobre La lista del chef, a lista de restaurantesEs que el cocinero asturiano ha sabido probar y que recomienda a sus seguidores en ciudades de todo el planeta. “Me emociona contarles algo que vengo cocinando desde hace tiempo, un proyecto que tengo en mente. Hace años que la gente me pregunta dónde ir a comer y beber cuando visitan Barcelona o Andalucía o Washington DC o Los Ángeles, todos los lugares que tengo en el corazón”, explica el chef asturiano a través de su Boletin informativo Mesas más largas.

Te puede interesar: El restaurante más barato con estrella Michelin que está en uno de los pueblos costeros más bonitos de España

Con este nuevo proyecto podrás saber cuáles son tus restaurantes favoritos en todo el planeta y, si te suscribes a la opción de pago que ofrece la internet, tendrás un mapa detallado de estos lugares recomendados. Además, Puedes agregar tus propios restaurantes favoritos. El resultado es una guía creada por y para la comunidad de viajeros y amantes de la buena mesa que siguen al chef.

Sin más, el chef aprovechó el anuncio de su nuevo sueño para recomendar restaurantes en tres de sus ciudades favoritas, lugares que ha visitado y que guardan un lugar especial en su corazón. Eso sí, en esta selección inicial tenía que haber una ciudad española y la elegida no fue otra que Barcelona. El chef es un fiel amante de Barcelona, ​​de su cocina y de sus productos, por lo que period de esperar que Barcelona fuera el punto de partida de esta gran odisea culinaria.

Te puede interesar: El restaurante que elabora el cocido más antiguo de Madrid: una receta que empezó en 1870

El primer lugar al que tenemos que acudir si queremos disfrutar de la buena comida en la capital catalana es, según su lista, Elena Granja. Este restaurante está situado en el número 228 del Paseo de la Zona Franca de Barcelona y abrió sus puertas en los años 70. Hoy es un lugar de culto en la ciudad, un templo del producto y de la cocina casera que merece la pena. visita.

Cuando abrió sus puertas, Granja Elena period un supermercado donde se podía comprar leche y carne fresca, traída directamente de la finca. Hoy se ha transformado en un increíble lugar para desayunar y almorzar, un lugar donde, según José Andrés, “los ingredientes van a ser la estrella del espectáculo”.

La historia de este restaurante comenzó con una tienda de alimentación, el mítico Colmado Quílez, un negocio humilde en el que el buen producto period el protagonista absoluto. Allí servían delicias que no se podían encontrar en otros lugares de Barcelona, ​​algo que llamó la atención de Abel Sierra. En 1974este joven emprendedor compró el native y, junto a su madre, cocinera nata y experta en cocina tradicional, abrieron las puertas de lo que hoy es Granja Elena.

Entrada al restaurante Granja Elena (Fb)

Borja, Guillermo y Patricia Sierra., los hijos de Abel, son los encargados hoy de llevar el negocio acquainted, con Borja, el chef, al frente. Juntos han conseguido reconvertir un restaurante acquainted, situado en un barrio junto al polígono industrial de la Zona Franca de Barcelonaun auténtico referente de la gastronomía que ha conquistado a cooks de la talla de José Andrés.

Lejos de las aglomeraciones turísticas y de la gentrificación que sufren los barrios del centro de Barcelona, ​​el restaurante Granja Elena compagina su clientela con recurring recurringtrabajadores de la zona que vienen en busca de un buen desayuno, y aquellos amantes de la buena comidaalgo más gourmets, que buscan disfrutar del almuerzo en este lugar de culto.

Sin alardes técnicos, pero con una cocción lenta, platos suculentos y elaborados y un producto de gran calidad, el chef Borja Sierra rinde homenaje a la cocina de su madre y su abuela ofreciendo una nueva visión que conquista a sus comensales. Su Cocina sabrosa, tradicional y de mercado. Se incluye en una carta breve y equilibrada, donde destacan los platos de cuchara, ya sean legumbres, guisos o menudencias.

Todo ello servido en un pequeño native en el que sólo caben una docena de mesas. Para disfrutar de este restaurante, cada vez más demandado, es imprescindible reservar con antelación, ya que sus plazas siempre están llenas. La Granja Elena no abre para la cena y los sábados solo sirve desayuno.

La oferta gastronómica de Granja Elena va desde lo más sencillo de un buen bocadillo de desayuno hasta los platos más elaborados a la hora de comer. Por la mañana, a partir de las 7, los habituales comen un buen bocadillo de tortilla o Foie gras con queso cheddar, un poco huevos fritos con tocino de jabugo o mollejas de ternera o una salchicha. El capítulo de bocadillos los divide en fríos y calientes, y los sirve con distintos tipos de pan. A primera hora de la mañana, los comensales de La Granja también podrán disfrutar de platos como Tartar de ternera con mostaza, callos con pierna y morro o unos garbanzos con chorizo.

Aperitivos De La Granja Elena

El tono cambia completamente cuando el reloj marca las 13:00 horas, cuando los comensales hambrientos comienzan a llegar en busca de un almuerzo de categoría. Todo comienza con entrantes clásicos como las croquetas de jamón ibérico, que se acompañan de otras delicias con productos de primera como Gamba roja de Palamós cocinado a la perfección o Cecina de ternera angus servido con su aceite clarificado.

En el pescado no falta bacalao con samfaina, merluza en salsa verde elaborada con su propia gelatina o kokotxas de merluza ligadas al pilpil. En carnes, además de los platos de casquería para el desayuno, la oferta se completa con cochinillo confitado y asado con su jugo en vino rancio, el solomillo further de ternera con foie gras y salsa de asado, o el perdiz roja de la mancha que prepara en un encurtido agridulce.

Bonito del Norte, tartar de piquillo y salsa gildas (izquierda) y arroz ‘ous de Reig’ y foiegras (derecha) (Instagram / @granjaelena1974)

El toque remaining lo ponen los dulces, con la tarta cremosa de queso que le enseñó a hacer el maestro Arbelaitz, la torrija brioche con leche merengue con helado de caramelo, la tarta calentita de frutos secos con helado de vainilla o los crujientes de pistachos de tubo con mousse mel yo maté.

You may also like...

Leave a Reply