El restaurante Castro que ofrece comida de lujo a precios asequibles

El restaurante Castro que ofrece comida de lujo a precios asequibles

Moisés Leránoz y su mujer, Isabel Gabás, inauguraron ‘Lenteja’. pasado abril. Casa de comidas’ en Castro Urdiales, al inicio de la playa de Ostende y frente al Centro Musical Ángel García Basoco (antiguo matadero municipal). Leránoz tiene la gastronomía en su ADN. Nació y creció en el restaurante Sarasate de Pamplona, ​​donde su abuela, Julia Jaca, period toda una institución y donde su madre, Manoli Aparicio, ‘inventó’ un viernes de Cuaresma de 1962, las alcachofas con almejas, un auténtico clásico.

Carpaccio de calabacín, queso picón azul de Cantabria y nueces.

M. Bartolomé


Se matriculó en Derecho y estudió Información y Turismo pero acabó sucumbiendo a los fogones durante esos meses de vacaciones en los que tuvo que echar una mano en el establecimiento acquainted. Decidió ir a la Escuela de Cocina de San Sebastián y allí conoció a Martín Berasategui, con quien rápidamente trabó amistad. Realizó prácticas en el restaurante Akelarre y en varios establecimientos de Francia antes de hacerse cargo de Sarasate, donde obtuvo la estrella Michelin en 1992. Trabajó durante doce años como jefe de cocina del lodge El Toro de Pamplona, ​​y abrió un pequeño lodge en Vinuesa (Soria). ) en 2008, cuando la disaster económica se lo llevó, y fue jefe de cocina del restaurante Doma del Lodge Dómine y del restaurante Bema del Gran Lodge de Durango, cuyos mandos firmaba Berasategui.

Piquitorris de pimientos del piquillo confitados con papada crujiente ahumada.

M. Bartolomé


En esta nueva aventura de Laránoz le acompañan su mujer, Isabel Gabás, que se encarga de la sala, y Sonia Lazcano, que le ayuda en la cocina. Su menú, escrito a mano, cambia muy a menudo e incluye un plato de cuchara cada día que depende del producto disponible: pote de atún, judía roja con sus sacramentos, patatas con rebozuelos, garbanzos con gambas… En ‘ Lentejas. Casa de Comida’, se come magníficamente, a un precio muy asequible y se pueden disfrutar platos como un sabroso carpaccio de calabacín cortado muy fino con queso picón azul de Cantabria y una vinagreta o carpaccio de atún rojo, tartar de remolacha y sésamo negro. Además, los piquitorris, unos extraordinarios pimientos del piquillo confitados con una crujiente papada ahumada, son una excelente combinación. Imprescindible probar su arroz meloso con almejas, que nos transporta a los sabores de la infancia.

Para continuar, unas maravillosas manitas de cerdo guisadas a la manera tradicional, callos y morros o carrilleras guisadas al vino con crema de patatas. No te pierdas el lomo de lubina al horno con patata al horno y su prebe o la panceta de bacalao rebozada sobre camas de pisto y setas. Todos sus postres son caseros: tarta de queso, muy suave y cremosa, tarta de chocolate y plátano, ratón de manzana con calvados o crema de cuajada de carajillo, un invento de David de Jorge. La carta de vinos es corta pero con vinos que nunca fallan.

Información útil

  • Dirección: Arturo Dúo Very important, 17 (Castro Urdiales).

  • Teléfono: 942310855/676137691.

  • Instagram: lenteja_casadecomidas.

  • Precios: Carpaccio de calabacín: 9,50 €. Piquitorris: 10,50€. Arroz meloso con almejas: 16€. Manitas de cerdo: 12,90 euros.

You may also like...

Leave a Reply