Diez restaurantes de comida casera en Valencia

Diez restaurantes de comida casera en Valencia

  • Ca Consuelo

    La tradición avala al gastrobar mediterráneo Ca Consuelo. Con apenas dos años de trayectoria, este nuevo establecimiento se ha posicionado como una alternativa a su “homologo” arrocería Ca ​​Consuelo con una cocina de mercado más precise, que no renuncia a lo “casero”.

    De esta forma, ofrecen una carta repleta de tapas, para compartir, con la intención de que los comensales prueben las diferentes alternativas que proponen. Entre ellos destacan el milhojas de pato confitado, el chutney de mango, manzana y mango o el dúo de milhojas de calabacín y anguila.

  • Casa El Pito

    “La auténtica picaeta valenciana” es el lema que guía la carta de Casa El Pito. Un restaurante situado en Meliana que cuenta con una tradición in style que llena cada noche las salas del native.

    El éxito de este restaurante reside en la variedad de tapas que ofrece que muestran la oferta típica de la cocina valenciana: bravas, morro, tellinas, puntilla, clóchinas, caracoles y un sinfín de platos repletos y de la mejor calidad.

  • Restaurante Etxebe

    La comida norteña se acerca al mediterráneo en el restaurante Etxebe. Especializado en la cocina navarra, este establecimiento ofrece una selección de alimentos de la tierra del vino que también venden en el propio establecimiento.

    Comienzan el día ofreciendo desayunos y almuerzos típicos de cualquier bar. Y cuando llegan al mediodía sacan su plato principal: la comida tradicional navarra. Patatas a la riojana, auténtico bacalao a la vizcaína, marmitako de txipiron, paté de Katealde y quesos de Roncal e Idiazabal son algunas de las especialidades de Etxebe.

  • Barbacoa Calero

    Único en su especialidad, Barbacoa Calero se posiciona como el mejor lugar para comer carne a la brasa en la localidad valenciana de Moncada.

    Aunque las torrás son muy familiares, este bar regentado por los Calero desde hace más de una década hace que sus clientes se sientan como en casa. Precisamente, son su punto de aval más preciado porque cualquiera que pase por la conocida Avenida de la Mediterránea de la localidad puede observar cómo decenas de personas pasan cada día por sus mesas… y repiten.

    Paella, lentejas, sopa cocida, tapada, cocido o la tradicional ensalada valenciana forman parte de algunos de los platos diarios que ofrecen en su menú semanal.

  • Abuela

    “Una gran selección de pastas, pizzas, carnes con su specific corte, y un gran surtido de entrantes y tapas, al más puro estilo italiano y argentino, servidos según la tradición española.” Estas líneas resumen la carta del restaurante ubicado en el barrio de moda de la ciudad, Ruzafa, La Nonna.

    Pero si su menú aún no ha despertado el gusanillo del estómago y hecho que las papilas gustativas empiecen a salivar atentamente: «Nuestra filosofía es hacer que nuestros clientes se sientan como en casa, que los sabores y colores les acerquen a la mesa que un día tendremos. compartir con nuestra familia. En definitiva, como estar en casa de la “nonna” (que significa abuela en italiano).

    Se posiciona así como un authentic restaurante de comida casera italiana que no deja indiferente a quien lo visita. En definitiva, quien pisa La Nonna puede percibir la diferencia entre el aroma de la pizza recién salida del horno y todos los elementos acogedores del establecimiento, que remiten a los paisajes italianos donde crecieron los abuelos de los dueños del negocio.

  • María Mandiles

    Este restaurante podría ser perfectamente el escenario de una película de Disney. Quizás los protagonistas serían Caperucita Roja y la casa de su “abuela” o los tres osos y ricitos de oro. Pero no. Los protagonistas son los clientes del peculiar restaurante María Mandiles, que ameniza las noches valencianas situado en pleno centro de Valencia.

    Cuando entras a este espacio “de libro de cuentos” sientes como si una abuela ficticia de un libro de cuentos estuviera cocinando para ti mientras sus nietas te servían almuerzos o cenas. Así, cazuelas de huevos rotos con jamón, montaditos variados o tapas típicas forman parte de una carta que se diferencia en los pequeños detalles.

  • Restaurante La Utielana

    mikel ponce

    Cuando un restaurante en Valencia se califica de “de cuchara” es garantía de buena cocina casera. Así definen sus clientes habituales al restaurante situado en pleno centro de Valencia, La Utielana.

    Eso sí, es muy importante ir a comer temprano, antes de las dos de la tarde. De lo contrario, ni siquiera James Bond podría tener una mesa en este conocido native de la capital.

    En definitiva, es una opción muy recomendable para aquellos que quieren huir del quick meals y son amantes de la comida casera.

  • Torre Utiel

    El Restaurante Torre de Utiel inaugurado en Ruzafa cumple veinte años. Veinte años en constante cambio. Pues bien, lejos del estancamiento propio del alojamiento, este lugar ha sabido incorporar innovaciones culinarias sin dejar de lado la tradición que lo caracteriza.

    En su menú diario podemos encontrar por 7,50 euros un primer plato como arroz al horno, judías pintas, lasaña o sopa de ajo y un segundo plato de solomillo de ternera, lomo de cerdo o merluza a la plancha entre otros.

    Según destacan, su especialidad son los caracoles especiados con chorizo ​​y jamón, la menestra de verduras, el esgarraet y el guiso.

  • Bar Turístico Dos

    Todo empezó hace más de medio siglo en la calle Convento Jerusalén, número 3 del centro de la ciudad. Una vida dedicada a la hospitalidad valenciana y a una tapa en specific: los caracoles. Tras el éxito de su homólogo del centro de Valencia, uno de los hijos del propietario del Bar Turis abrió este establecimiento en el acogedor barrio de Nou Moles hace más de una década.

    En su carta hay una variedad de más de 60 tapas, platos combinados, ensaladas especiales, hamburguesas, bocadillos y unos 40 bocadillos. Una gran variedad sin renunciar a un sabor esencial que recuerda a la comida casera valenciana.

    La profesionalidad y trato de sus trabajadores hacen que sus clientes se sientan como en casa y lo recomiendan infinitamente, ya que no hay un solo fin de semana que su terraza no esté llena, ya sea con familias o grupos de amigos.

  • Asador El Pastoret

    Fuego. Llamadas. Cenizas. Y brasas. Estos son los utensilios de cocina que utiliza cada día Juanjo, propietario del Asador El Pastoret en Náquera. Por un lado el entrecotte de ternera y por el otro, la experiencia de años en la cocina elaborando platos elaborados que abundan en cantidad y calidad.

    En definitiva, este asador situado en plena Sierra Calderona es una alternativa para comer o cenar a un precio fijado con antelación y con un servicio amable y agradable.

    Con dos salones diferenciados y cerrados, si se desea se puede reservar para celebrar una comida acquainted, como si alguien de casa estuviera cocinando, pero sin la incomodidad de tener que pasar toda la mañana delante de las brasas.

  • You may also like...

    Leave a Reply