De los mantecados al sushi: 6 conventos para comprar y comer (muy bien) en Granada

De los mantecados al sushi: 6 conventos para comprar y comer (muy bien) en Granada

Carmelitas, Agustinos, Dominicos, Jerónimos, Cistercienses o Clarisas. Si algo tienen en común muchos de los conventos de clausura es la elaboración de dulces. Con recetas que muchas veces tienen siglos de antigüedad, es común encontrar delicias que van desde mantecados con roscos de anís, nevaditos, higos de monja, alfajores, pastas, sweets, turrones, mermeladas o lunares.

Sin embargo, la aparente quietud de las cocinas del convento No está reñido con la innovación. En la ciudad de Granada y con la misma máxima de siempre, orar y trabajarlas monjas han podido moderniza tus productos y menúsabriéndolos a influencias de otras regiones y países.

Así, tras el obligado “Ave María Purísima” frente al torniquete, un universo de sabores y propuestas desde mermeladas para el desayuno hasta galletas para la merienda, pasando por guisos de arroz caldoso y pollo, pero también fideos y sushi.

El sushi convive con los mantecados en el Monasterio Carmelita de Granada. Foto: Miguel Ángel Molina | EFE.

Sushi en Carmelitas del Realejo

La falta de vocaciones propias y la llegada de monjas de otras latitudes al convento de Las Carmelitas del Realejo en Granada (Calle Monjas del Carmen, 8) nos permitió dar una vuelta de tuerca a la tradicional oferta de dulces típicos para ofrecer Nuevos sabores.

Con la llegada de cinco hermanas de Filipinas También llegaron nuevas recetas, ahora transformadas en platos para llevar que van desde sopa de fideos picantes, sotanghon, sushi y batidos exóticos mango y maracuyá.

En complete, uno treinta opciones que han sido un auténtico éxito en este monasterio fundado hace más de cinco siglos y situado en el cruce de calles y plazas.

El sushi, los fideos o el sotanghon conviven con los dulces conventuales. Foto: Miguel Ángel Molina | EFE.

Los pedidos se pueden realizar por teléfono y se recogen en el torniquete routine con precios de entre 5 y 15 euros por ración. El más aclamado es el sushi, pero también se prepara tonkatsu (cerdo empanizado con un toque japonés), tofu chisporroteante (tofu mezclado con pimientos morrones, ajo, cebolla y salsa de ostras) o rollos vegetarianos.

A pesar del auge de la cocina asiática, la congregación continúa elaborando y sirviendo galletas de mantequilla y pastas tradicionales, un clásico en época navideña.

Pastel nazarí en La Encarnación

En la calle San Jerónimo de Granada, en el Convento de la Encarnación Es posible obtener, aunque sólo por encargo, el pastelería nazarí o moruna, una buena opción para un aperitivo.

Plato andaluz por excelencia, period muy común en el reino nazarí de Granada desde el siglo XIII (period considerado un plato noble o sarif). Consiste en un pasta fina que envuelve carne de ave desmenuzada con cebolla y almendras (u otros frutos secos).

En el Convento de la Encarnación es posible adquirir, aunque sólo por encargo, repostería nazarí o morisca.

Además, también elaboran dulces conventuales, con especialidades como muffins, galletas y tocino.

En la carta de Comendadoras de Santiago

Primera fundación de monjas de Granada, el convento de las Comandantes de Santiago Fue creado en 1501 gracias al apoyo del reyes catolicos en unos terrenos de la calle Santiago que habían pertenecido a la madre de Boabdil.

Casa de comidas en el convento de los Comendadores de Santiago. Foto: Turismo de Granada.

Actualmente en la calle Paco Seco de Lucena, entre los números 11 y 15, dispone de comida casa que se abre a un espacio tranquilo y ajardinado donde sirven recetas deliciosas y tradicional como Arroces caldosos, pollo asado, conejo, bacalao y postres caseros.

El convento, lleno de historia (desde aquí partía el Camino Mozárabe a Santiago) también cuenta con una posada que acepta huéspedes (desde 20 euros por alojamiento, noche y desayuno).

Además, las monjas elaboran todo tipo de dulces conventuales que van desde cordial hasta higos almendrados con chocolate, donuts de sésamo, tarta Santiago, gulas, magdalenas, mantecados, roscos de oliva, roscos de vino o naranjas con chocolate, entre otros.

Higos almendrados en chocolate de las Comendadoras de Santiago.

Dulces navideños en Santa Isabel la Actual

Aunque es posible encontrar postres y dulces en muchos conventos granadinos, lo cierto es que las semanas previas a Navidad las ventas se disparan.

Entre los más demandados, el magdalenas, rosquillas, pestiños, mazapanes y castañas en eso Convento de Santa Isabel la Actual (Calle Santa Isabel la Actual, 15), fundada por los Reyes Católicos mediante Carta de Privilegio en 1501 y situada en el barrio del Albaicín.

Mostachones en San Jerónimo

Y también los dulces exquisitos podían presumir de Monasterio de San Jerónimo de Granada (Calle Rector López Argüeta, 9). Los que no te puedes perder: mostachones, tocinillos, hojaldres, mermeladas y mermeladas.

Tocinillos de cielo en el Monasterio de San Jerónimo.

Trufas y huesos de Santa en Santa Catalina de Zafra

Una referencia más sobre esta dulce ruta la encontramos en el Convento de Santa Catalina de Zafra (Rector López Argüeta, s/n). Situada en el Albaicín, en la Acera del Darro, destaca por sus yemas, bizcochos, trufas de chocolate, cuajada y huesos de Santo, aunque también elaboran sweets de coco, de mantequilla o de almendras. Para los indecisos, tienen surtidos de kilos.

You may also like...

Leave a Reply